Consejos para evitar la fatiga al viajar

Viajar, ya sea una semana o un año, puede producir fatiga. La combinación de jet lag (que se da en los viajes largos en avión), comida diferente a lo que estamos acostumbrados, distintos ritmos de sueño y estar en constante movimiento, puede generar fatiga que, en última instancia, puede terminar arruinando nuestro viaje.

La fatiga viajera, es un cansancio profundo que experimentan algunas personas al viajar. No está necesariamente relacionado con la extensión temporal del viaje sino con la presión y estrés que se produce al viajar y encontrarse en una cultura diferente. Shock cultural, grandes cambios alimenticios y problemas al dormir, más estrés causado al viajar en familia, por las responsabilidades de cuidar a nuestros seres queridos o pensar en el ultimo detalles, todas estas son razones que pueden causar o agravar un caso de fatiga viajera.
Síntomas

El síntoma más importante es el cansancio físico y mental que la persona afectada experimenta. En general se pierde el interés por las actividades planeadas o a realizar, se requieren más horas de sueño y mucha gente termina reduciendo su viaje.

¿Cómo evitarla?

¿Reducir vuestro viaje? Mejor prevenir este tipo de fatiga y terminar disfrutando la máximo el destino al que nos hemos dirigido. Las opciones para prevenir esta fatiga son viables y fáciles de aplicar. Sigue estos pasos y pasarás unas buenas vacaciones (especialmente si has estado trabajando mucho, estudiando o ya te sientes agotado antes de salir de viaje, o has pasado estrés preparando este viaje ¡cuidado!)

  1. Alimentación saludable
    Si viajas con un presupuesto ajustado, seguro comes lo que sea que salga menos, pero a veces es cuestión de prestar atención a la salud. Presta atención a lo que comes: incluye frutas, cereales y bebe mucha agua.
  2. Haz ejercicio
    Especialmente caminar, algo que en cualquier destino podrás hacer. Aprovecha a mirar a tu alrededor y embeberte en lo local.
  3. Relájate
    Estáis de viaje, es el tiempo para relajarse y disfrutar. Si estáis estresados con todo lo que hay que hacer, peor aún si los niños se aburren, etc. Para un momento, elije algún plan armado que entretenga a los niños y ocúpate de ti, ve por un masaje o un paseo o un café. Respira.
  4. Llama a casa
    El cansancio al viajar en general está directamente relacionado con el sentimiento de “homesick” y las ganas de volver a casa, abrazan nuestras almohadas y descansar. Tómate el tiempo de llamar a casa, y hablar con amigos y familiares que te hagan sentir mejor. El sentimiento es normal y no quiere decir que tenemos sí o sí que volver corriendo a casa.
  5. Haz lo que tengas ganas de hacer
    Si estáis en París no quiere decir que debéis visitar el Louvre, si estáis en Tailandia no quiere decir que debáis ir de compras. Haz lo que tengas ganas de hacer y no lo que crees que debes hacer.
Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...