Venecia – Italia


Venecia, la ciudad de los canales, es la capital de la región de Véneto. Está situada sobre un conjunto de islas que se extiende en una laguna homónima pantanosa en el mar Adriático, entre las desembocaduras de los ríos Po (sur), y Piave (norte), en el nordeste de Italia.

Coordenadas: 45°26′03.5″N 12°20′20.2″E

Venecia (en italiano Venezia, en veneciano Venesia, en veneciano antiguo Venexia) está compuesta por 120 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes. Se llega a Venecia desde tierra firme por el Puente de la Libertad que accede al Piazzale Roma.

Desde su fundación la ciudad ha sufrido los efectos de inundaciones periódicas. En la actualidad la ciudad se considera en grave amenaza por las repetidas inundaciones. En primavera y otoño tiene lugar la llamada acqua alta (‘marea alta’) dos veces al día y la Plaza de San Marcos se inunda de agua. El gobierno italiano prepara un proyecto, denominado Moisés, para levantar unos diques móviles que se cerrarían en caso de aumento del nivel del agua del mar.

La clásica embarcación veneciana es la góndola, actualmente es usada fundamentalmente por turistas, o por bodas, funerales y otras ceremonias. La mayoría de los venecianos viajan en los barcos de transporte colectivo, denominados vaporettos, que funcionan a modo de autobuses y cubren rutas regulares a lo largo del gran canal y entre las distintas islas; la vía más importante es el gran canal que cruza la isla mayor. junto a él hay bellos palacios de las épocas de mayor esplendor de la ciudad.también tiene muchos barcos privados. Las únicas góndolas que existen, de uso común por los venecianos son los traghettos, encargadas de cruzar el canal en aquellos puntos donde no existen puentes.

El Aeropuerto de Venezia Marco Polo se encuentra en tierra firme, conectado a la ciudad por autobús, ferrocarril y un servicio marítimo que recala en varios puntos de la ciudad siendo la plaza de San Marcos el fin de su trayecto.

Plaza de San Marcos.

Napoleón Bonaparte dijo de esta plaza que era «el salón más bello de Europa» (hay que entender la palabra «salón» como sinónimo de plaza). Las demás plazas de Venecia se llaman campo. El suelo es de losas de piedra de Istria. La plaza está delimitada por edificios famosos: al fondo, la fachada de la basílica de San Marcos, el Campanile de ladrillo, (desde allí señalaban la llegada de los barcos y los incendios de la ciudad. Hay que subir para ver la vista de Venecia), el Palacio Ducal, la Torre del Reloj. Delimitando la gran plaza con una longitud de casi 350 m están los dos edificios llamados Procuradurías Viejas y Procuradurías Nuevas, cuyas fachadas son una continua arcada.

El edificio de las Procuratie Vecchie (‘Procuradurías Viejas’) era la sede de los procuradores y magistrados encargados de la conservación de la basílica. El edificio se encuentra a la derecha de la misma. En el lado opuesto están las Procuratie Nuove (‘Procuradurías Nuevas’). Las Procuratie Vecchie fueron construidas entre finales del siglo XV y principios del XVI; las Procuratie Nuove, comenzadas por Scamozzi a finales del siglo XVI, fueron terminadas por Longhena en 1640. Al fondo de la plaza, entre estos dos edificios, se admira la Fabbrica Nuova, hoy Museo Correr. En el extremo del edificio de las Procuradurías Viejas, en el ala norte de la plaza, se encuentra la torre llamada Dell’Orologio, y también de Los dos Moros; da acceso al barrio de las Mercerías. En el centro de la misma se muestra un gran reloj que señala las horas, los días y el curso de los planetas y las estrellas. En lo alto se ven las figuras conocidas como moros y que dan las horas golpeando una campana. Se puede subir a la terraza donde se encuentran éstas.

El espacio que se encuentra frente al Palacio Ducal, inmediato a la Basílica, se conoce como Piazzetta, y es, quizá, el corazón de la ciudad. Rodeado de edificios de variados estilos artísticos, como la Loghetta o pórtico de acceso al Campanile, la Bibliotea Marciana, y el propio Palacio, se abre hacia la laguna en un muelle adornado por dos grandes columnas, con el León de san Marcos, símbolo de Venecia, culminando una, y San Teodoro, antiguo patrón de la la ciudad, en la otra.

Antiguamente la plaza fue un amplio recinto herboso recorrido por un río y delimitado por dos iglesias: San Teodoro y San Gemignano.

Basílica de San Marcos.

Obra maestra de la arquitectura bizantina en Occidente, construida para albergar los restos del Evangelista Marcos, traídos de Alejandría, la actual basílica data del siglo XI. Presenta una compleja planta de cruz griega con multitud de cúpulas, nártex muy desarrollado e iconostasio. Destaca su airoso Campanile, seña de identidad de Venecia, notablemente separado del cuerpo de la basílica y precedido de la Loghetta de Jacopo Sansovino. En el interior, los mosaicos, de aire decididamente oriental, y la Pala d’Oro, pequeño retablo de filigrana de oro, esmaltes y piedras preciosas.

Comenta este artículo

1 Response

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...