El sexo tántrico, un camino hacia el placer divino


El Tantra es una disciplina frecuente del mundo hinduista y budista que data de 600 AC, y que pretende alcanzar la iluminación. A diferencia de otras filosofías que marginan los deseos, ésta incorpora la pasión sexual, trasformándola en un camino de disciplina y entrenamiento para canalizarla hacia un fin. El ginecólogo y terapeuta sexual, Dr. Christian Thomas, explica en palabras sencillas que el tantra toma el torrente pasional de la sexualidad que en cada uno de nosotros amenaza en transformarse en un río caudaloso que se desborda y lo inunda todo, como en un Tsunami, y lo canaliza hacia un fin religioso-cultural.

“Esta disciplina parte de la base que hay que integrar lo masculino y lo femenino, y transformarlo en un todo unificado, un camino hacia la divinidad. Para esto se requiere de cuatro condiciones disciplinantes que son: acción, conducta, disciplina y práctica”, señala.

El profesional indica que la diferencia entre el sexo tántrico y el occidental, es que en este último no se integra el sexo como un paso o un camino (TAO) hacia la divinidad. Es decir, los aspectos sexuales están desintegrados de nuestra vida sexual, e incluso marginados o colocados en senderos opuestos (como en los religiosos).

“En estas concepciones se hace un opuesto carne-espíritu; en el tantra, en cambio, se integran, se usan mutuamente, se busca lo divino. En nuestro mundo occidental usamos el sildenafil (viagra) para ´competir´ con la compañera, para no quedar mal con ella. En el Tantra es imposible alcanzar el camino sin la compañera o compañero”, expresa.

“Aquí usamos la comida como una forma de “engatusar” a alguien para fines sexuales. A eso llamamos seducción, o comida afrodisíaca. En esta otra disciplina, en cambio, se reeduca al varón para seducir, volverse más femenino, prepararse para el encuentro. Parte de la concepción es que el hombre se volverá más femenino para alcanzar la totalidad, siempre junto a su compañera a quien debe unirse para llegar a esta meta o fin último”, explica.

Vía | http://solomujer.cl/articulo.php?id=525

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...