¿Sientes Ira? ¿Sábes como manejarla?, te decimos como


¿Alguna vez sintió deseos de romper cosas? ¿O de darle un puñetazo a la pared? ¿O de gritarle a su jefe(a)? Todos perdemos los estribos con menor o mayor frecuencia e intensidad. ¿Cómo manejar esta ira? Para Mike Fisher, fundador de la Asociación Británica para el Manejo de la Ira, lo importante no es ver qué motivó el arranque de furia sino remontarse a unas dos semanas atrás del episodio y ver qué es lo que ha ocurrido en ese periodo.

“Cuando alguien tiene problemas, debería hablar de ellos”, le dijo Fisher a la BBC. “Pero todos queremos mostrarnos tan fuertes e infalibles que basta con que algún cliente haga algo inofensivo para que todo estalle”.

http://sonpareja.com/wp-content/2010/01/la-ira.jpgEl experto señala que miles de personas que acuden a él le dicen que no pueden mostrarse transparentes con lo que les pasa pues quedan como unos débiles.

Además de conversar con quien corresponda sobre el tema ¿ por ejemplo, el jefe o el departamento de recursos humanos de la empresa, en los casos laborales ¿ Fisher recomienda:

  1. Escribir un “diario de ira” en el que uno pueda llevar un historial de las situaciones que lo ponen nervioso.
  2. Salirse de la situación mental y físicamente.
  3. Contar hasta 20 en orden descendente.
  4. Visualizarse en un lugar tranquilo y calmante como el mar o las montañas.
  5. ¡Recordar que la vida es injusta!

la gota que rebalsó el vaso

Por su parte Phillip Hodson, de la Asociación Británica de Asesoramiento Psicológico y Psicoterapia, coincide en que “la gota que rebalsó el vaso” oculta una historia de estrés contenido.

“Si uno viene de una familia donde el enojo sólo se manifiesta en forma de rabieta, no aprende otra forma de expresarlo”, señala el especialista.

“El temperamento se altera y uno se enoja con la misma intensidad si su esposa compró el tipo de queso equivocado o si se fue a la cama con otro hombre”.

Para el especialista, hay personas que simplemente no soportan la frustración, algo muchas veces transmitido por sus padres durante la infancia.

Algunas sugerencias de Hodson para quienes no logran evitar que les hierva la sangre son:

  1. Sentarse en el coche y gritar para eliminar tensiones.
  2. Traer a la mente algún recuerdo agradable de la infancia.
  3. Regularizar la respiración: inspirar en tres segundos, exhalar en 3 y hacer una pausa de un segundo.
  4. Imaginarse al rival humillado, quizás desnudo o a punto de sentarse sobre un clavo.

Via | BBC

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...