¿Sabes por qué envejeces? aprendre a retardarlo


Las teorías acerca del complejo proceso de envejecimiento son numerosas, pero ninguna de ellas, por sí sola, es capaz de explicarlo completamente. Según Pedro Jaén, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid (España), ¿entre las teorías más aceptadas, está la de los radicales libres, que explica el envejecimiento del organismo como el daño producido en los tejidos por aquellos, de tal manera que, conforme el individuo envejece, habría un desequilibrio entre esos radicales libres y las defensas antioxidantes¿.

Los radicales libres

Los radicales libres se definen como grupos de átomos que contienen un electrón desparejado, pero con capacidad de emparejarse, por lo que recorren nuestro organismo intentando “robar” un electrón de las moléculas estables, con el fin de alcanzar su estabilidad electroquímica.

http://www.plataformasinc.es/var/ezwebin_site/storage/images/galeria-multimedia/imagenes/las-personas-con-un-bajo-nivel-educativo-y-las-mujeres-tienen-mayores-incapacidades-funcionales-al-envejecer/24946-1-esl-MX/Las-personas-con-un-bajo-nivel-educativo-y-las-mujeres-tienen-mayores-incapacidades-funcionales-al-envejecer_imagenGaleria.jpgUna vez que el radical libre ha conseguido el objetivo que necesita para emparejarse, la molécula estable que se lo cede se convierte a su vez en otro radical libre, iniciándose de esta forma una reacción en cadena, una de cuyas consecuencias más preocupantes es la destrucción de parte de nuestras células.

En todas las teorías que se han expuesto sobre el proceso de envejecimiento interviene la genética, de la que realmente se conoce muy poco, según los especialistas. Aún así, está suficientemente contrastado que, cuando se habla sólo de longevidad, es la genética la que juega un papel fundamental, independientemente de los hábitos de vida.

En un reciente seminario sobre antioxidación celebrado en La Granja (Segovia, centro de España), José Sabán, jefe de la Unidad de Patología Endotelial del Hospital Ramón y Cajal, dijo que ¿uno no pasa de los 100 años sólo por los avances de la medicina o porque se cuide. En esa subpoblación, lo más importante es la genética, y ello explica que ese tipo de personas longevas se acumule en familias y en regiones geográficas determinadas¿.

La oxidación de los tejidos condiciona la edad biológica, independiente de la cronológica, que permite diferenciar no sólo la edad verdadera entre individuos, sino entre células, tejidos e incluso órganos.

“Algunos individuos podrían tener un corazón más viejo que su riñón y viceversa”, precisa Sabán.

Entendiendo que esa oxidación efectivamente es lo que añade años a nuestros órganos, el planteamiento es ¿cómo paliar sus efectos? Las medidas cardiosaludables, por ejemplo, son una fórmula idónea de antienvejecimiento, de acuerdo con los expertos.

Aunque ya se ha repetido hasta la saciedad, los responsables de salud de todo el mundo insisten en que los efectos de los radicales libres se soslayanevitando el estrés, el sobrepeso y el tabaquismo, y fomentando la actividad física. Huir de la exposición excesiva a luz solar y prestar atención a la dieta son otras de las recomendaciones que pueden contribuir a mantenerse biológicamente joven.

“Detector de la edad”

Cuando se aborda el envejecimiento, ineludiblemente se atribuye a la piel el papel de “detector de la edad” y, de hecho, las células del tejido cutáneo, al igual que las del resto del organismo acusan los efectos de la oxidación.

Pero, tal como explica Jorge Soto, profesor titular de Dermatología de la Universidad del País Vasco (norte español), “la generación en exceso de especies reactivas de oxígeno y otros radicales libres está asociado a la carcinogénesis cutánea, al fotoenvejecimiento y a la inducción de algunas enfermedades inflamatorias de la piel. Por tanto, cualquier actuación que disminuya su presencia, tendría como repercusión un efecto de fotoprotección y disminución de la aparición de tumores cutáneos”.

La oxidación en la piel está implicada en el desarrollo de tumores malignos en las tres fases (iniciación, promoción y progresión) al inducir modificaciones estructurales en el ADN celular.

“Otros trastornos inflamatorios, como la psoriasis, el acné y las reacciones alérgicas -añade este especialista- podrían estar también parcialmente condicionados en su patogénesis por estos procesos de oxidación”.

Los mayores enemigos de las células de la piel y también los más conocidos son: la exposición al sol y el hábito al tabaco.

El papel de la dieta pobre en antioxidantes, aunque probablemente importante, es menos conocido, según el doctor Soto, quien recuerda el papel de los antioxidantes tópicos y orales como una de las áreas de mayor interés en la promoción de la salud cutánea de cara al futuro.

Envejecimiento saludable

Durante el seminario de La Granja, el doctor Sabán consideró, como conclusión, que una buena medicina “antiaging” sistémica descansa principalmente sobre estos cuatro ¿consejos de oro¿:

  1. Una adecuada educación médica desde la infancia en la que se divulguen los beneficios de la práctica regular de ejercicio y de una dieta correcta.
  2. Diagnóstico precoz y prevención de todas las enfermedades relacionadas con la edad, no sólo las cardiovasculares. Las patologías neoplásicas, neurodegenerativas, urológicas, ginecológicas, del aparato locomotor, la vista y el oído, han de ser tenidas muy en cuenta.
  3. Comenzar a preocuparse por la salud antes de que aparezcan los problemas, es decir antes de los 40 años en mujeres y, de los 50, en varones.
  4. Evitar la automedicación. Un vigilancia médica de al menos una vez al año es siempre aconsejable pero se hace imprescindible en pacientes polimedicados.

A estos consejos el especialista añade la conveniencia de que se desarrolle la especialidad de antienvejecimiento en universidades y grandes hospitales, para lograr así una adecuada formación de los expertos en esta disciplina.

Vía | EFE

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...