El amor nos mantiene saludables

amor para salud

Aunque no es un secreto ni un super descubrimiento, es bueno tenerlo en cuenta si se esta enfermando con frecuencia, si esta sufriendo de hipertensión repentinamente, si siente demasiado cansancio o algo parecido, revise si hay suficiente amor en su vida y si no es así trabaje en agregarle más, incluyendolo en su tratamiento personal.

Diversos estudios y experimentos han demostrado una estrecha relación entre la salud y el amor. Se ha comprobado que los lazos de amistad, cariño y afecto, refuerzan la salud y la felicidad.

Algunos de los beneficios del amor en la salud son: mejora la atención, la motivación y la memoria. Hay una importante reducción de ansiedad, estrés y depresión. Fortalece el sistema inmune, hace desvanecer las arrugas y baja los niveles de hipertensión.

Uno de los beneficios es la propiedad de fortalecer el sistema inmunológico. Las reacciones bioquímicas que experimenta el cuerpo de una persona cuando está en fase de enamoramiento ayudan a mejorar el estado de salud y contribuyen a “fortalecer el sistema inmunológico,” según expertos. Con amor nuestra calidad de vida es mejor y tendemos a enfermarnos menos, ya que los sentimientos negativos se ven neutralizados por los positivos y nuestro organismo funciona mejor.

Se ha visto que las personas enfermas que tienen a alguien que las ame y que esté pendiente de ellas, tienen una recuperación más rápida, que la de enfermos que no tienen el afecto de nadie.

La mejora en la calidad de vida es otro de los beneficios, está demostrado que se es más proclives a enfermedades y a depresiones cuando hay problemas y se está solo. Sin embargo, el amor nos prolonga la vida. Sentirnos amados hace que los problemas se sientan más livianos con el apoyo de los demás.

Según expertos, el bienestar emocional que se siente al poder dar cariño y ayudar a los demás, hace que las personas sientan más energía y se combate el estrés. Mientras que desde el punto de vista endocrinológico, el amor trae cambios para bien. Según señala el doctor Jesús Rocca, de la clínica Ricardo Palma, “lo primero que se liberan son las beta endorfinas, que se disparan cuando uno está enamorado, y son responsables de la sensación de gran bienestar.

“Las hormonas, el sistema nervioso y la piel, forman un triángulo muy estrecho, por eso la segregación de estrógeno en la mujer mejora el cabello, las uñas, el cutis”, afirma el dermatólogo Sandro Tucto.

Otro estudio concluye que las parejas que llevan más tiempo juntas realizan menos visitas al doctor. El psiquiatra Enrique Galli afirma que “las relaciones estables se resfrían menos que los solteros, mientras que las parejas de ancianos sufren menos dolor que los ancianos solitarios. Esto se debe a la segregación de hormonas que permiten una mayor resistencia al dolor”.

De igual forma, mantener una vida sexualmente activa y de forma segura, influye en nuestro estado físico y emocional y es muy importante para nuestra salud en general. Está comprobado científicamente que las personas que hacen frecuentemente el amor, se enferman menos y son más felices.

Entre la lista de beneficios para la salud que se le atribuyen al sexo como actividad terapéutica figuran: sensación de bienestar, mejora la autoestima, hace lucir más joven, es un calmante natural del dolor, mejora las relaciones interpersonales, reduce el ronquido, fortalece el sistema inmunológico, aumenta la energía, alivia los síntomas de la depresión, la ansiedad y desórdenes psicosomáticos.

Ame y déjese amar…

extraido y adaptado de diario Panorama

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...