Cooperación, matemáticamente demostrado, una forma de obtener más


La cooperación consiste en el trabajo en común llevado a cabo por parte de un grupo de personas o entidades mayores hacia un objetivo compartido, generalmente usando métodos también comunes, en lugar de trabajar de forma separada en “competencia”

 El conflicto de poder, dificulta a algunos individuos comportarse o trabajar de forma cooperativa, para aquellos que piensan en algunos casos que el permitir la ayuda de alguien significa debilidad o incompetencia y en otros casos para aquellos que no les gusta “rendir cuentas” y sienten que se esta bajo la tutela o el mando de otro lo que resulta incómodo sobre todo para aquellos individuos para quienes ser protagonista es de suma importancia.

Coordinación
En su sentido más general, la coordinación consiste en la acción de “concertar medios, esfuerzos, capacidades, para una acción común” o  “el acto de gestionar las interdependencias entre actividades”. En el trabajo cooperativo o colaborativo es indispensable la coordinación entre los miembros que colaboran, ya que el objetivo final se consigue con la suma de las partes, en algunos casos una actividad esta sujeta al feliz termino de otra por lo que se requiere también capacidad de comunicación asertiva, donde cada inviduo puede expresar y procesar las opiniones de forma respetuosa de modo que las decisiones sean tomadas por el sentido común y no por caprichos o intereses personales . 

Para algunos individuos es intrínseca a su personalidad la capacidad de comunicación asertiva, el trabajo cooperativo y la coordinación, para otros no, sin embargo, es posible educarse y entrenarse para adquirir estas habilidades. 

La cooperación es una forma de trabajo donde se aprovecha las capacidades de cada individuo diluyendo de esta manera, al mismo tiempo, las debilidades de cada uno.

El dilema del prisionero

Es un problema fundamental de la teoría matemática de juegos que muestra que dos personas pueden no cooperar incluso si en ello va el interés de ambas  y ambos jugadores obtendrían un resultado mejor si colaborasen.

Según este dilema, la  cooperación puede obtenerse como un resultado de equilibrio si se juega repetidamente, por lo que, cuando se repite el juego, se ofrece a cada jugador la oportunidad de castigar al otro jugador por la no cooperación en juegos anteriores. Así, el incentivo para defraudar puede ser superado por la amenaza del castigo, lo que conduce a un resultado cooperativo.

Síntomas de participación disfuncional en el trabajo cooperativo

  • La agresividad, bajo formas directas como la ironía, el desprecio, el acoso laboral, la hostilidad y la indiferencia.
  • El bloqueo desde actitudes negativas, la resistencia, la negación continua, el desacuerdo constante, la oposición a la lógica, la obstrucción para impedir la feliz culminación del trabajo y el desvío de la atención hacia temas menos significativos.
  • La deserción, no estar presente física ni psicológicamente, aislarse y ausentarse sin razones.
  • La división, el exceso de llamado de atención, la necesidad imperiosa de atraer simpatía y de exhibir los éxitos.
  • La descalificación de roles o habilidades de alguno de los individuos catalogándolas de más o menos importantes.
Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...