Holanda acabó con el sueño sudamericano, al vecer a Uruguay 3×2


Holanda volvió a pasar a la final de un Mundial, por tercera vez en su historia y primera en 32 años, al derribar por 3-2 el martes, con mortíferas estocadas, la heroica resistencia de Uruguay, que luchó con alma y vida en el Green Point de Ciudad del Cabo.

La final la jugará Holanda el domingo en Johannesburgo contra el vencedor del lance España-Alemania del miércoles en Durban, en tanto que la Celeste disputará contra el perdedor el sábado, el encuentro por el tercer puesto en Sudáfrica-2010.

“Creo que en este momento es difícil decir a quién prefiero enfrentar. Pero España está jugando el mejor fútbol del mundo, pero Alemania es quizás el mejor de este torneo. Veremos mañana (miércoles, en Durban)”, dijo en conferencia de prensa el DT holandés, Bert Van Marwijk.

En un partido cerrado por los candados defensivos y la lucha feroz mano a mano por el control de la pelota, sólo con misiles teledirigidos se podía romper el equilibrio y así fue con los goles de Giovanni van Bronckhorst (18) y Diego Forlán (41).

Van Bronckhorst lanzó su remate esquinado desde 25 metros y clavó el balón en un ángulo alto y Forlán tuvo el talento de fabricar un hueco, una herida en la barrera de defensores con un amague y enganche hacia adentro, antes de rematar recto al medio de la portería.

En ambos casos la trayectoria de la Jabulani, caprichosa e inestable, pareció confundir tanto al arquero uruguayo Fernando Muslera como al holandés Maarten Stekelenburg.

Holanda perdió dos finales por la Copa, ante los germanos en Alemania-1974 y ante la Albiceleste en Argentina-1978.

Cuando la escuadra sudamericana se había ido arriba, con mayor audacia y control del juego, fue sorprendida con dos estocadas mortales, un remate rasante, endiablado, de Wesley Sneijder, que se desvió en la pierna de un defensor, a los 70 y un cabezazo de Arjen Robben, a los 73.

“Estoy orgulloso de mis jugadores (…) Y no es momento de llorar ni de buscar excusas, pero en el segundo gol holandés (de Wesley Sneijder) hubo un evidente ‘offside’ (fuera de juego)”, analizó el DT uruguayo Oscar Tabárez en rueda de prensa.

Sin Forlán en la cancha, reemplazado por agotamiento, sobre la hora Uruguay se fue a las barbas del arquero holandes y logró descontar Maxi Pereira a los 90+2, pero sin tiempo para una nueva reacción épica.

Tras este duelo, Sneijder firmó su quinto tanto e igualó en la tabla de máximos anotadores con el español David Villa, mientras que Forlán sumó el cuarto en Sudáfrica-2010.

Los holandeses habían arrojado desde el comienzo su marea naranja sobre la fortificada retaguardia uruguaya, con dura presión sobre la salida y sorpresivos cambios de ritmo y velocidad para sorprender.

Un inspirado Dirk Kuyt fue el hombre desequilibrante en Holanda, puntada final de las triangulaciones de Wesley Sneijder con Arjen Robben y Robin van Persie, mientras Mark van Bommel, a veces en la frontera de lo ilícito y la violencia, destruyó los avances de la Celeste.

Uruguay, con su muralla de ocho hombres en la contención, parecía condenado a renunciar al ataque, pero el partido sufrió un golpe de timón en una jugada en la que Diego Godín, arrancando como un titán desde el fondo provocó una jugada de riesgo como puntero izquierdo.

El arranque de Godín pareció una llamada a sus compañeros a quebrar su propio esquema ordenado y cerebral, de tal manera que Uruguay pasó a jugar en campo adversario hasta que el rubio delantero metió su cañonazo.

No brillaban luces en el equipo sudamericano, porque se había refugiado en una táctica de ‘catenaccio’ a la italiana, en el que se asociaban a la capacidad de quite de Martín Cáceres y Maxi Pereira con el sacrificio por la recuperación del balón de los guerreros Egidio Arevalo Ríos y Diego Pérez.

Pese al despliegue físico y el juego indescifrable para cualquier defensor de Edinson Cavani, Forlán aparecía sin la compañía en el ataque ante la ausencia del suspendido Luis Suárez.

Pero cuando Uruguay se había atrevido a adelantarse unos 20 metros en el campo y presionaba, el centrocampista goleador Sneijder entró en acción y tomó el mando ofensivo, con pases profundos y con su remate al gol, afortunado, en medio de una maraña de piernas.

La conquista puso a prueba la fortaleza anímica de Uruguay y su capacidad de remontar el resultado, pero sin darle tiempo a reaccionar Holanda pegó de nuevo, casi con frialdad, con crueldad, con el cabezazo de Robben, mortífero, hasta que el gol de Pereira le puso emoción al cierre del encuentro.

Ficha técnica:

– Mundial de fútbol Sudáfrica-2010 – Semifinal
Holanda – Uruguay 3 – 2 (1-1)

Goles:

Uruguay: Forlán (41), Maxi Pereira (90+2)
Holanda: Van Bronckhorst (18), Sneijder (70), Robben (73)

Estadio: Green Point (Ciudad del Cabo)

Alineaciones:

Uruguay: Fernando Muslera – Maxi Pereira, Mauricio Victorino, Diego Godín, José Martín Cáceres – Diego Pérez, Walter Gargano, Egidio Arévalo Ríos, Álvaro Pereira (Sebastián Abreu 78) – Diego Forlán (cap) (Sebastián Fernández 84), Edinson Cavani. DT: Oscar Washington Tabarez.

Holanda: Maarten Stekelenburg – Khalid Boulahrouz, John Heitinga, Joris Mathijsen, Giovanni van Bronckhorst (cap) – Mark van Bommel, Demy de Zeeuw (Rafael van der Vaart 46) – Arjen Robben (Eljero Elia 90), Wesley Sneijder, Dirk Kuyt – Robin van Persie. DT: Bert van Marwijk

Comenta este artículo

1 Response

  1. María del Carmen Laxalt Rodríguez dice:

    Gracias a la radio por sus comentarios.
    En verdad estoy muy orgullosa de mi selección y de su Técnico quién al terminar la Conferencia de Prensa fue aplaudido por toda la Prensa Internacional.
    El Maestro Tabárez ha sido es gran artífice de este sueño celeste que aún no culmina. El próximo sábado vamos por el bronce.
    Pero saben amigos…EL SUEÑO YA SE CUMPLIÓ…los valores del fútbol uruguayo han quedado en evidencia ante el mundo.
    estos muchachos han formado un grupo humano con altos valores morales y depertivos que les ha llevado a soñar juntos y a dar todo por concretar el sueño de todos…han sabido interpretar el sentir de su pueblo.
    Mi pueblo está feliz!!! Está gesta heroica que hn realizado nos ha llevado a reafirmar nuestra identidad… SOMOS URUGUAYOS…. y este orgullo se lleva en el corazón y en el alma.

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...