Anécdotas y datos curiosos de la historia de los Mundiales (Parte 1)


Anécdotas y datos curiosos de las 18 ediciones mundialistas, antes del arranque de la Copa del Mundo de Sudáfrica-2010, que se disputa del 11 de junio al 11 de julio.

Uruguay 1930

La primera edición de la Copa del Mundo de fútbol se disputó en tres estadios (Centenario, Pocitos y Parque Central), que se construyeron en apenas seis meses.

El estadio de la final, Centenario, con capacidad para 80.000 espectadores, recibió ese nombre porque se cumplían cien años de la Jura de la Constitución uruguaya y de su nacimiento como Estado independiente.

El francés Lucien Laurent entró en la historia al marcar el primer tanto de la historia de los Mundiales, cuando batió al meta mexicano Bonfiglio en la victoria gala por 4-1.

El ganador del torneo, Uruguay, recibió como premio el trofeo Jules Rimet, encargado a un coste de 50.000 francos suizos.

El portero francés Alex Thépot fue el primer jugador en abandonar un partido, al lesionarse, y como no se permitían los cambios, se tuvo que poner bajo los palos su compañero Augustin Chantrel.

Al día siguiente se lesionaría el defensa rumano Adalbert Steiner, que también dejó a su equipo con diez.

Por su lado, el peruano Mario de Las Casas quedó en la historia por haber sido el primer jugador en ser expulsado de una Copa del Mundo, en el partido que su equipo perdió ante Rumanía (3-1), que había llegado con un equipo seleccionado y patrocinado por el rey Carol, y que también es recordado por ser el de menor cantidad de espectadores hasta ahora (300).

El uruguayo Héctor Castro, que era manco, marcó un tanto en la victoria final frente a Argentina por 4-2 (0-2), en un duelo que se disputó con pelota de fabricación argentina en el primer tiempo y uruguaya en el segundo, según el criterio del árbitro belga Jan Langenus. Ambos planteles habían sido agasajados a lo largo del torneo con la voz del ‘Zorzal del tango’, Carlos Gardel.

El técnico argentino, Juan José Tramutola, que tenía 27 años y 267 días cuando su equipo jugó el primer partido contra Francia, se constituyó en el director técnico más joven de la historia de los Mundiales.

Italia 1934

Se disputan por primera vez eliminatorias, en la que incluso participó el país organizador, en lo que fue una verdadera apuesta de éxito para su dictador Benito Mussolini.

Los argentinos Luis Monti, Raimundo Orsi, Enrique Guaita y Atilio Demaría decidieron jugar con Italia, debido a sus raíces transalpinas.

El brasileño Valdemar de Brito fue el primero en fallar un penalti, parado por el meta español Ricardo Zamora, que colaboró para la victoria 3-1 de los ibéricos.

Cuando se enfrentaron los anfitriones y Estados Unidos, el partido finalizó 7-1 y todos los goles fueron anotados por italianos. No hubo un gol en contra, sino que el descuento estadounidense llegó por medio de Aldo Donelli, un inmigrante italiano nacido en Nueva York.

Francia 1938

Se utiliza el primer balón con válvula de invención argentina. Se incorpora el primer país asiático a una Copa del Mundo, Indias Holandesas, hoy Indonesia. También se usan los números en las camisetas.

El delantero brasileño Leónidas marcó un gol a Polonia (victoria 5-4) descalzo, algo que sería antirreglamentario en estos días.

En semifinales, Italia derrotó a Brasil con ayuda de un tanto de penal marcado por Guiseppe Meazza, a quien se le caía el pantalón y tuvo que lanzar el castigo sujetándoselo con una mano.

El suizo Ernst Lötscher marca el primer gol en propia puerta de los Mundiales, frente a Alemania, con victoria para los helvéticos por 4-2.

En el Cuba-Rumanía (3-3), tuvo una brillante actuación el portero isleño Carvajales. En un segundo duelo, los cubanos ganaron 2-1, aunque lo curioso fue que atajó Ayra, porque Carvajales fue invitado a comentar el desempate para una radio de Cuba, tras su excelente nivel.

Benito Mussolini, en 1938, le mandó un telegrama al técnico italiano que decía: “Vencer o morir”.

Brasil 1950

Tras la Segunda Guerra Mundial, Brasil se propone hacer el mejor torneo de la historia y construye el gigantesco estadio Maracaná, con capacidad para 200.000 personas, que se llenó para asistir al ?Maracanazo? de Uruguay frente al local en la final (2-1), en el partido con más espectadores de la historia de los Mundiales.

El presidente Jules Rimet se encargó de entregar el trofeo, ante el desconsuelo de las autoridades locales, que no habían dado la partitura del himno uruguayo a la banda de música.

India renunció a participar porque la FIFA rechazó que los indios jugaran descalzos, como hacían en su país.

Suiza 1954

El Mundial más prolífico de la historia, con un promedio de 5,38 por partido, con el encuentro con mayor cantidad de dianas: Austria vence 7-5 al anfitrión Suiza.

Se incorporan los números en la espalda a las camisetas de los futbolistas. También aparecen las transmisiones de televisión, aunque el directo a todo el planeta llegó en México-1970.

Suecia 1958

El francés Just Fontaine convirtió trece goles, récord absoluto en un Mundial, marcando tantos en todos los partidos que jugó. Brasil logró romper por única vez la dinámica de ganador del mismo continente en que se disputa el torneo, de la mano del pequeño y genial Pelé, de 17 años.

Pelé es el goleador más joven de los Mundiales, con 17 años y 239 días, por su gol a Gales (1-0).

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...