Análisis del Grupo D – Sudáfrica 2010: Alemania, Australia, Serbia y Ghana

Alemania, que comparte con Brasil el récord de finales mundialistas disputadas, proyectará su amenazante sombra sobre los ánimos de sus rivales dada su gloriosa tradición en estas alturas. Pero los semifinalistas de 2006 no fueron los únicos en clasificarse soberanamente para Sudáfrica: tanto Australia como Ghana y Serbia lideraron sus respectivos grupos de acreditación.

Calendario del Grupo Tabla de Posiciones
2010-06-13 Germany – Australia
2010-06-13 Serbia – Ghana

2010-06-18 Germany – Serbia
2010-06-19 Ghana – Australia

2010-06-23 Ghana – Germany
2010-06-23 Australia – Serbia

[juegosTorneo id=”879″ team=””]

[tablaPosiciones id=”879″ team=””]

Alemania
El equipo de Joachim Low no es cabeza de serie por casualidad. Presentó sus credenciales en una dura campaña de clasificación, en la que Miroslav Klose, autor de siete goles, Michael Ballack y compañía ganaron el pulso a la Rusia de Guus Hiddink en el Grupo 4. Si además nos fijamos en su marcha triunfal hasta la final de la última Eurocopa de la UEFA en 2008, la conclusión es que podemos esperar otra exhibición de clase por parte de la Mannschaft, protagonista de siete finales mundialistas y vencedora en tres.

Ghana
Merece el título de segundo favorito de este cuarteto porque ha sido el primer equipo africano en alcanzar la fase final de Sudáfrica 2010 y porque fue el único representante de su continente en la fase eliminatoria de la última Copa Mundial de la FIFA, en la que hizo un espléndido debut. El seleccionador de las Estrellas Negras, Milovan Rajevac, paseó a su equipo por la competición preliminar, concediendo un único gol y una única derrota cuando ya estaba todo el trabajo hecho. El trío compuesto por Michael Essien, Sulley Muntari y Stephen Appiah es capaz de hacer frente a todo lo que se cruce en su camino.

Serbia
El conjunto de Radomir Antic fue el último que el sorteo asignó al Grupo D, pero no debe tomarse ni mucho menos a la ligera. Las Águilas Blancas sobrevolaron por encima de Francia en su sección clasificatoria, y se adjudicaron su primera comparecencia en la Copa Mundial de la FIFA como país independiente con un incontestable 5-0 sobre Rumania. Cualquier equipo que pueda jactarse de tener en sus filas a talentos de la talla de Nemanja Vidic, Dejan Stankovic y Milan Jovanovic merece mucho respeto. Si a eso se añade una trayectoria histórica de diez apariciones mundialistas (como Yugoslavia y luego como Serbia y Montenegro), hay suficiente material para configurar toda una potencia del fútbol.

Australia
Tardaron los Socceroos 32 años en regresar a la palestra global que pisaron por primera vez en 1974. Pero cuatro veranos después de su impresionante reaparición orquestada por Hiddink en Alemania, los australianos no se han despeinado para volver a la élite. Dirigido de nuevo por otro astuto holandés, Pim Verbeek, este combinado pragmático y voluntarioso ha progresado viento en popa en su primera campaña de clasificación asiática tras la decisión de abandonar la zona de Oceanía. Terminó muy por delante de Japón en la competición preliminar.

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...