Alemania contundente, goleó 4×0 a Australia


Alemania aplastó a medio gas a una ingenua Australia que jugó media hora con un hombre menos, y logró en Durban su propósito de empezar el Mundial con una victoria aplastante, intimidatoria para sus adversarios en los próximos partidos.

El capitán, Philipp Lahm, quería una victoria contundente y la tuvo. Lo que nunca pudo imaginar es que les pudiera demandar tan poco esfuerzo.

En el minuto 4, Wilkishire lanzó un córner y García, que se encontró un balón en el área chica, remató a la media vuelta contra un defensa. Australia lamentaría no haber aprovechado esa oportunidad porque ya no volvió a tener otra.

Alemania, tres veces campeona del mundo, parecía no tener prisa, atrincherada en su campo, pero en el m.7 Miroslav Klose se quedó por primera vez solo. Disparó al cuerpo del portero. Un minuto después, Lucas Podolski no perdonó. Müller centró raso desde la derecha y el goleador del Colonia, entrando en el segundo palo, remató a la red. Tocó el portero Schwarzer pero el balón se coló por la escuadra.

Sin empezado sudar, Alemania, con uno de los equipos más jóvenes del Mundial (25,4 años de media), se encontraba arriba en el marcador. Desde el Mundial de España’82, cuando cayó frente a Argelia por 2-1, Alemania no conoce la derrota en su debut.

En sólo dos ataques, Alemania había dispuesto de dos ocasiones claras y con varias opciones de remate. La ingenuidad defensiva de Australia, sobre todo en el flanco izquierdo, invitaba a la relajación germana.

Klose cargó de razones a sus críticos cuando echó fuera un remate en la boca del gol, tras recibir de Özil, pero en el m.26, a la tercera, acertó con la puerta, rematando de cabeza un balón colgado sobre el área de Schwarzer, que no midió bien su salida.

Australia, en otros tiempos un equipo duro, combativo, salió derrotada del túnel y no supo poner la menor objeción a una victoria alemana que todos daban por segura.

Pim Verbeek metió a Holman por Grella tras el descanso y Australia tuvo más tiempo el balón, pero fue Alemania la que siguió disfrutando de ocasiones casi sin proponérselo.

En el m.57, el camino quedó ya por completo expedito para Alemania cuando Cahill fue expulsado por una entrada a Schweinsteiger.

Klose, máximo goleador alemán en Mundiales con 11 tantos, perdió este domingo una buena ocasión para hacer al menos cuatro, sin embargo subió al quinto lugar en la tabla histórica de goleadores de la Copa Mundial.

Müller, en el 68, hizo el tercero de remate raso y cruzado, tocando el poste, y el partido tomó un cariz de fiesta dominical para los alemanes, que nunca soñaron con un debut tan plácido.

Dos minutos después de salir al campo, en el primer balón que tocó, el germano-brasileño Cacau, a pase de Özil, subió el cuarto y definitivo al marcador.

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...