Vettel se quedó con el GP de Singapur, mientras Hamilton y Maldonado abandonaron por problemas en sus monoplazas

GP-Singapur-2012

El alemán Sebastian Vettel ganó el Gran Premio de Fórmula 1 de Singapur al aprovechar el abandono del británico Lewis Hamilton en la vuelta 23 cuando lideraba la carrera.

El inglés Jenson Button fue segundo y el español Fernando Alonso completó el podio y tiene ahora una buena renta de 29 puntos al frente del campeonato del mundo sobre Vettel.

El alemán, campeón del mundo y que hoy ganó su segunda prueba del año, es con su Red Bull el rival más próximo del Ferrari de Alonso, ya que Hamilton, que llegaba segundo a la única carrera nocturna del año y como gran favorito al triunfo, sufrió el cuarto abandono de lo que va de temporada.

El problema mecánico en su McLaren fue un regalo para Vettel y para Alonso, siempre regular y constante pese a que su Ferrari no es el coche más rápido. El español también se aprovechó del abandono en la vuelta 37 del venezolano Pastor Maldonado, con el que peleaba por la tercera plaza.

Alonso minimizó daños desde la salida, ya que pudo recuperar el pronto el puesto perdido ante el británico de Force India Paul di Resta y defendió la quinta plaza desde la que partía, ya por detrás de Maldonado, que salió segundo, pero fue superado por Vettel y Button.

Hamilton y Vettel se dispararon desde el inicio. El inglés volaba, pero sentía la presión del alemán. Conforme los neumáticos empezaron a degradarse, los tiempos del dúo de cabeza fueron empeorando y Button, siempre fino cuidando las ruedas, se acercó.

Vettel fue el primero de los favoritos en cambiar de gomas y le siguieron Alonso y Hamilton, que defendió su primera posición.

En la vuelta 23, McLaren, que anhelaba la cuarta victoria seguida y acercarse con Hamilton al liderato de Alonso, sufrió un golpe casi definitivo para el título: el coche del británico se paró con un problema en la caja de cambios.

Es el cuarto abandono del campeón del mundo de 2008, víctima de la falta de fiabilidad del rápido McLaren, como ya le pasó a Button en Italia hace dos semanas. Hamilton queda ahora ya a 52 puntos de Alonso.

Vettel pasó a encabezar la carrera y también la pelea por la persecución en el campeonato a Alonso, que pasó a ser cuarto con su Ferrari y se acercó a Maldonado.

El español quería más, mejoró su ritmo, se pegó a Maldonado y trató sin éxito de adelantarlo en dos ocasiones.

En la vuelta 33 entró el coche de seguridad por un accidente del indio Narain Karthikeyan, lo que aprovecharon Vettel y Button para cambiar neumáticos. Lo volvió a hacer el venezolano, por lo que Alonso afrontó ya desde la tercera plaza la segunda parte de la carrera.

Luego se revelaron los problemas del Williams de Maldonado, que no pudo continuar y se retiró en la vuelta 37 de las 61 que había que dar al circuito urbano.

Apenas reanudada la carrera se volvió a parar por un accidente provocado por Michael Schumacher, que embistió a Jean-Eric Vergne.

La ralentización de la prueba por la presencia del coche de seguridad afectó a la estrategia de paradas. El Gran Premio se relanzó a falta de 18 vueltas. Y ya pasó poco. Vettel, Button y Alonso se conformaron con sus posiciones y cuidaron sus neumáticos.

Con el tercer puesto el español supera el número de podios del mítico piloto brasileño Ayrton Senna y se acerca un poco más al título tras minimizar los daños en la noche de Singapur.

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...