Detenidas por llevar minifaldas con publicidad ilegal durante Mundial


Un grupo de 36 jovenes vestidas con minifaldas naranjas fueron detenidas por unas horas en el Soccer City de Johannesburgo por llevar una vestimenta diseñada por una marca de cerveza holandesa no asociada al Mundial, confirmó la FIFA, que tomar medidas legales.

Las minifaldas se regalaban con la compra de la cerveza Bavaria en Holanda, en el marco de una campaña mercadotécnica que aprovechaba la fiebre futbolística del Mundial, pero la FIFA acusó a las jóvenes de hacer una campaña de ‘marketing’ no autorizada, según publicó el diario sudafricano Star.

“Consultaremos a nuestros abogados para comprobar si su acción consituye publicidad ilegal”, destacó este martes el portavoz de la FIFA, Nicolas Maingot.

“Estábamos sentadas, haciendo ruido, y las cámaras no dejaban de enfocarnos”, dijo Barbara Kastein al periódico. “En la segunda parte, cerca de 40 agentes nos rodearon y nos forzaron a salir del estadio”, agregó.

Fueron llevadas a las oficinas de la FIFA para ser interrogadas por la policía sobre su vestimenta y para saber si trabajaban para Bavaria. Más de tres horas después, fueron puestas en libertad, aunque la policía señaló que investiga el caso, publicó el diario.

En vista del revuelo, la Embajada de Holanda en Pretoria reaccionó informando de que sólo tres de las detenidas eran ciudadanas del país europeo, según indicó a la AFP este martes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Aad Meijer, en declaraciones realizadas en La Haya.

Además, los representantes holandeses desarrollaron una “investigación” junto a las autoridades sudafricanas para saber sobre qué “base fueron detenidas nuestras ciudadananas”.

“No sabemos que haya ninguna ley sudafricana que permita detener a gente por llevar trajes naranjas”, manifestó Meijer.

La FIFA manifestó que las mujeres fueron “utilizadas como un instrumento para una emboscada mercadotécnica”, pese a que las minifaldas no llevaban la marca de la cerveza Bavaria.

La cerveza Budweiser es el patrocinador oficial del Mundial y es la única que puede publicitarse en los estadios en los que se disputa la cita.

La actitud de la FIFA demuestra hasta qué punto la organización internacional protege sus intereses mercadotécnicos, pues constituyen su principal fuente de ingresos.

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...