Charles Dickens en su bicentenario, aún sigue vigente

Charles John Huffam Dickens (Portsmouth, Inglaterra, 7 de febrero de 1812 – Gads Hill Place, Inglaterra, 9 de junio de 1870) fue un famoso novelista inglés, uno de los más conocidos de la literatura universal, y el principal de la era victoriana. Fue maestro del género narrativo, al que imprimió ciertas dosis de humor e ironía, practicando a la vez una aguda crítica social. En su obra destacan las descripciones de gente y lugares, tanto reales como imaginarios.

Tras haber sufrido la cara más salvaje de la industrialización victoriana trabajando en una fábrica de betún desde los doce años, Charles Dickens plagó su producción literaria de personajes trágicos hasta lo grotesco, casi caricaturas de una sociedad feroz que no tenía contemplaciones con los débiles y los desfavorecidos.

Uno de los mejores ejemplos de estos personajes es Ebenezer Scrooge, protagonista de ‘Cuento de Navidad’, un capataz avaro y despiadado que recibe la visita de tres fantasmas en el día de Navidad: el del pasado, que le recuerda cómo era su infancia antes de convertirse en un adicto al trabajo con afán de enriquecerse, el del presente, que le muestra cómo uno de sus empleados es feliz con su familia a pesar de la pobreza, y el del futuro, que le muestra el oscuro futuro que le espera si no comienza a actuar con mayor generosidad.

Otro personaje icónico de Charles Dickens es Oliver Twist, que popularizó el arquetipo literario del huérfano desvalido. El personaje escenifica las penalidades que sufrían los niños de familias humildes en la época y en la novela a la que da nombre se cuenta cómo cae en desgracia en el orfanato donde vive por pedir más comida para los niños. Acusado de ser un niño problemático, se ve obligado a trabajar duramente para individuos cada vez más turbios.

La industrialización vuelve a ser el tema central en ‘Tiempos difíciles’, otra novela a destacar. La historia ofrece tres puntos de vista muy diferentes: el de una clase proletaria que malvive trabajando en las fábricas, el de la clase alta, que mantiene el control de la industria y mantiene unas condiciones de trabajo horribles para enriquecerse a costa de los obreros, y el de unos artistas de circo que viven al margen de la sociedad industrial.

Los temas que toca Charles Dickens desde la ironía y la tragicomedia siguen vigentes hoy en día, por ello el novelista inglés sigue siendo uno de los escritores más leídos en todo el mundo y su influencia se deja notar en multitud de películas, algunas de ellas adaptaciones directas de su obra, e incluso videojuegos, como la serie ‘Fable’.

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...