Dos hombres cambiados al nacer, viven y trabajan juntos


Hace dos años, Dimas Aliprnadi y Elton Plaster eran dos extraños. Fue entonces cuando descubrieron que habían sido cambiados al nacer hace más de 20 años.

El descubrimiento no trajo consigo recriminaciones ni amargura. Al contrario, llevó a la creación de una familia más grande.

Hoy, los dos jóvenes de 25 años viven y trabajan juntos y con sus familias dedicados a la producción de vegetales y café en una pequeña granja del sudeste de Brasil.

La cadena de eventos la inició Aliprand, que desde siempre se había preguntado porque era tan diferente a sus cuatro hermanas.

“Había algo diferente” dijo a AP por teléfono. “Soy rubio, tengo ojos azules y mis hermanas son de pelo negro y ojos oscuros”

“Tengo las características faciales de un descendiente de inmigrantes alemanas, mientras que mis hermanas y mis padres las tienen de italianos. Había algo que no encajaba”.

Aliprandi dijo que a los 14 años fue cuando sus sospechas se intensificaron tras ver un reportaje en televisión sobre bebés que eran intercambiados al nacer por errores que se producían en los hospitales.

“Le dije a mi padre que tenía dudas y que quería un examen de DNA. Pero era demasiado caro para la familia”, declaró.

Diez años después, Aliprandi finalmente lo hizo.

“En diciembre 2008, a la edad de 24 , decidí que necesitaba una respuesta a mis dudas y pagué los 300 reales ($166 US D) por un examen de DNA que confirmó mis sospechas de que mis padres no eran el hombre y la mujer que me habían criado”.

La noticia fue una gran sorpresas para sus padres, Zilda y Antonio.
Al principio se negaron a creer los resultados, pero eventualmente decidieron ayudarle a encontrar a sus padre biológicos.

La búsqueda comenzó en el hospital en el que nació, el Hospital Madre Regina Protmann. “Enseñé al hospital los resultados del examen de ADN y les dije que era la prueba de que me habían cambiado al nacer”. Los gestores del hospital se mostraron escépticos y pidieron un segundo examen de ADN, que se realizó tres meses después.

Los intentos de contactar con el hospital para escuchar su opinión fueron infructuosos.

Los resultados del segundo examen fueron los mismos. Aliprandi había sido entregado a una mujer que no era su madre. Tras una búsqueda en los archivos del hospital se encontró a otro niño, Elton Plaster, que había nacido el mismo día que Aliprandi.

Con esta información Aliprandi comenzó la búsqueda y llegó a una granja de unos 35 acres donde Plaster vive con sus padres, Nilza y Adelson, en la ciudad de Santa María de Jetiba, a unos 45 kilómetros de donde vive
Aliprandi.

La familia Plasters accedió a realizar otros exámenes de ADN.

“Descubrieron que Elton era el hijo biológico del hombre y la mujer a los que yo he llamado papá y mamá por 24 años” dijo Aliprandi. “Mientras, Elton descubrió que la pareja que eran sus padres biológicos eran en realidad los míos.”

La noticia no causó ningún problema, dijo. “En lugar de problemas, surgió el deseo de unir a nuestras familias” dijo Aliprandi. “Elton y yo quisimos permanecer al lado de la familia que nos crió y a nuestros padres biológicos. Queríamos extender nuestras familias”

Hace un año, Aliprandi y sus padres aceptaron una oferta de los Plasters para mudarse a su granja, donde construirían una casa.

“Esta es la manera en la que debería ser” , dijo Adelson Plaster recientemente a Globo TV. “Estamos todos juntos y ahora tengo dos hijos trabajando y viviendo aquí”

Aliprandi y Plaster se sienten ambos bendecidos

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...