Contratan “ninjas” para callar a los que hablan en el cine

ninja-cine

La singular idea se lleva a cabo en el cine Príncipe Carlos, ubicado en el centro de la ciudad de Londres. Es una solución casi humorística para evitar los ruidos del público mientras ve la película. Cuando alguien hace algún ruido molesto (hablar por teléfono móvil, conversar en voz alta, comer) aparece sigilosamente un ninja, entre las filas, para reprender al espectador.
Según cuentan, la idea surgió de los mismos clientes del cine.

 

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...