Decorar la casa con un presupuesto limitado

¿Sueña con darle un nuevo aire a su hogar pero no se encuentra en un buen momento económico? ¿Acaba de comprar una vivienda, pero la hipoteca no le deja espacio para realizar más gastos en decoración? Aquello que nos rodea influye en nuestro estado de ánimo, por lo que es importante hacer que nos guste y nos haga sentir bien. A veces basta con un poco de imaginación, una buena dosis de entusiasmo y un poco de originalidad para darle un toque nuevo a nuestras casas, sin grandes gastos.

A continuación mostramos algunos consejos prácticos y sencillos para dar un cambio satisfactorio a la decoración de casa con un presupuesto limitado.

  • Use Internet para tomar ideas e invierta en alguna que otra revista. Podrá tomar la inspiración de aquí y de allá y encontrar el estilo que más se ajusta a su personalidad y a su familia. Lo importante no es copiar exactamente la composición que le gustó, sino saberla amoldar a su hogar y a sus necesidades.
  • Revise los mercados del usado y a los clasificados de su ciudad. En muchos países existe una tradición muy arraigada a la hora de decorar la casa con objetos de segunda mano; en el nuestro todavía no es muy común. Sin embargo, se trata de una solución ideal para darle el toque de originalidad que no aporta la homogeneidad de la fabricación de muebles de las grandes marcas, que siguen modas establecidas. Adquirir objetos de otras épocas puede dar un toque único a su hogar. Además, pasear por los mercadillos del usado puede resultar una experiencia divertida, sobre todo si se hace en compañía.
  • Estudie las posibilidades. Antes de deshacerse de algo piense en la utilidad que le podría dar al objeto: se sorprenderá de la facilidad con la que nos desprendemos de artículos sin pensar en el valor intrínseco que poseen. Por ejemplo, unas viejas cortinas pueden convertirse en la tela cubre cojines o para tapar un viejo diván. Lo mismo ocurre con los muebles: aunque algunos nos parezcan algo deteriorados, siempre podemos restaurarlos con pintura, barniz, o cambiarlos radicalmente con la aplicación de adhesivos o un color distinto.
  • Use su imaginación: Ante todo, la cosa más importante y que le dará resultados más fructíferos será la propia imaginación, ya que podrá diseñar el hogar que siempre ha soñado, con su propio estilo y a un precio económico. No olvide que soñar e imaginar son de las pocas cosas que todavía hoy son gratuitas.
  • No se olvide del verde. Las plantas dan vida, luz y alegría al hogar. Además, purifican el ambiente y absorben las radiaciones de los aparatos electrónicos. ¿Qué más se puede pedir? Eso sí, tenga siempre en cuenta las necesidades de cada planta antes de comprarlas, y en especial el tipo de luz que requieren. Si la jardinería no es lo suyo, la opción alternativa puede ser la planta artificial, o hacerse con una bonita composición de flores secas, dependiendo del estilo de su hogar.
Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...