Decoración con Vitrales: Un delicado toque de luz y color

Volaron desde los ventanales de las iglesias y las casonas señoriales para posarse en ambientes de estilo moderno. Los vitrales y los vidrios grabado al ácido les dan un toque mágico a las ventanas, a las puertas de vidrio o a cualquier ventiluz u “ojo de buey”, formando un juego de luces que va cambiando a medida que el sol lo ilumina. En habitaciones interiores estos vidrios trabajados también pueden lucir en mamparas para baño, espejos e incluso incorporados a muebles de madera, como detalles de la decoración. El único secreto es saber iluminarlo bien para que luz encienda las texturas y los diseños elegidos.

“En primer lugar hay que desmitificar que el vitral es una pieza antigua que está en las iglesias. Por el contrario, se pueden realizar trabajos muy novedosos, de vanguardia, aunque a partir de estas técnicas antiguas. En mi caso, me gusta jugar con vidrios con distintas texturas y colores, y en algunos casos incorporar lentes de aumento, que producen un juego de proyecciones de luces y colores”, explica el artista Cristhian Rivadeneira en su taller de avenida Juan B. Justo al 2.300.

“Lo maravilloso del vitral es que tiene un efecto que luce a la mañana, otro a la tarde y otro a la noche, a medida que va cambiando la posición del sol hasta que se prenden las luces artificiales”, afirma el ex expositor de Espacio DAR 2011.

Un diseño personalizado

Una lámina con una figura o un diseño original sirven de base para la aplicación la técnica. “Es muy importante saber dónde se va a colocar el vitral o el vidrio grabado al ácido. Según el lugar y la funcionalidad se hace el diseño”, explica el artesano. Así surgen grabados de El Nacimiento de Venus, de estilo Art Noveau, flores, rostros o simplemente figuras geométricas.

Rivadeneira suele incorporar piezas de vidrios grabados a los tradicionales vitrales Tiffany, logrando combinaciones de vanguardia. “De esta forma el vidrio deja de ser un elemento frío e invisible para tomar vida e integrarse a la ambientación en forma de aberturas, mamparas, espejos y objetos decorativos”, dice el artista, exhibiendo una escultura de vidrio con distintos paneles, que muestran a la madre embarazada y al niño adentro.

Para realizar el grabado del vidrio Rivadeneira utiliza ácido fluorídrico. “Se usa muy poco por su alto grado de toxicidad”, advierte el artesano, aunque para él es lo mejor para conseguir trabajos muy prolijos. De esta forma se consiguen distintos niveles de transparencias y de opacidades.

Preguntas frecuentes

Hay tres preguntas importantes que debe realizar toda persona interesada en colocar un vitral o un vidrio grabado en su casa:

1) ¿Dónde irá colocado? Tiene que ser en un lugar en el que impacte la luz del sol.

2) ¿Qué grado de intimidad queremos obtener con el exterior o entre ambientes? Hay que utilizar vidrios satinados o texturados. Estos dan un grado elevado de intimidad sin perder luminosidad.

3) ¿Qué protagonismo va a tener en la decoración de nuestro espacio? Cada vitral es una pieza de decoración en sí misma. Pero además hay que tener en cuenta que la luz del sol le dará vida propia al proyectar colores, figuras, luces y sombras.

Seis pasos

  1. Primero se realiza un boceto dibujado a mano, sobre un papel. Hasta antes de la aparición de la computadora también se lo pintaba con colores.
  2. Se pasa el diseño a la computadora con un programa especial. Se le añaden los datos de los tamaños reales y se prueban los colores. Se imprime.
  3. Con la plantilla a escala real puesta sobre la mesa, se asienta el vidrio y se cortan las piezas como un rompecabezas.
  4. Se separan las piezas (transparentes y de colores) para darle un tratamiento a cada una con baños de ácido: se logran satinados y esmerilados.
  5. Se ensamblan las piezas utilizando varillas de plomo (que en un corte transversal tienen forma de H). De un lado y del otro se adhieren con masilla.
  6. ¡Terminado! Se deja secar la masilla y ¡listo! No conviene colocar el vitral en una ventana de mucho uso, es mejor ponerlo en un vidro fijo.

Via: La Gaceta

Comenta este artículo

Deja un comentario

Puedes usar tu cuenta de Facebook para ingresar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Notas Relacionadas...